sábado, 28 de febrero de 2015

Para que no mueran por segunda vez

 

"La cólera de los imbéciles devasta hoy la tierra"

 

Escrito en . Publicado en Argentina
 
nisman 
Para que no mueran por segunda vez
Por Guido Maisuls

El fiscal Alberto Nisman

El fiscal Alberto Nisman apareció muerto un 18 de enero de 2015 mientras investigaba el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) de Buenos Aires con sus 85 personas muertas y 300 heridas y el mayor ataque terrorista en la República Argentina.
Las evidencias responsabilizaron al Gobierno de Irán por el ataque, pero la causa judicial está prácticamente estancada, sin detenidos ni acusados, pese a estar vigente una orden de captura contra un grupo de ex funcionarios iraníes y un ciudadano libanés.
Nisman nunca logró conocer si sus acusaciones fueron confirmadas o no por la justicia humana. Nosotros tampoco.
¿Suicidio inducido o asesinato?
Nos decía al respecto, José Ortega y Gasset: "El mayor crimen está ahora, no en los que matan, sino en los que no matan pero dejan matar".

Continuar leyendo



"La cólera de los imbéciles devasta hoy la tierra"


El fiscal Alberto Nisman

El fiscal Alberto Nisman apareció muerto un 18 de enero de 2015 mientras investigaba el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) de Buenos Aires con sus 85 personas muertas y 300 heridas y el mayor ataque terrorista en la República Argentina.
Las evidencias responsabilizaron al Gobierno de Irán por el ataque, pero la causa judicial está prácticamente estancada, sin detenidos ni acusados, pese a estar vigente una orden de captura contra un grupo de ex funcionarios iraníes y un ciudadano libanés.
Nisman nunca logró conocer si sus acusaciones fueron confirmadas o no por la justicia humana. Nosotros tampoco.
¿Suicidio inducido o asesinato?
Nos decía al respecto, José Ortega y Gasset: "El mayor crimen está ahora, no en los que matan, sino en los que no matan pero dejan matar"

El juez Gilles Bouloque

Al juez Gilles Bouloque lo encontraron muerto un 13 de diciembre de 1990 después de denunciar a funcionarios de Irán por planificar ataques terroristas en París y luego concretados por un comando del Hezbollah que causaron 13 muertos y 250 heridos en 1986.
Bouloque nunca logró conocer si sus acusaciones fueron resueltas o no por la justicia humana. Nosotros tampoco.
¿Suicidio inducido o asesinato?
De José Saramago: "¿Qué clase de mundo es éste que puede mandar máquinas a Marte y no hace nada para detener el asesinato de un ser humano?"

El cardiólogo René Favaloro

El Dr. René Favaloro previo a escribir una carta al Presidente De la Rúa criticando al sistema de salud, se quitó la vida de un disparo al corazón un 29 de julio de 2000.
La Fundación Favaloro estaba endeudada en U$S 75 millones, por lo que el Dr. Favaloro pidió ayuda al gobierno, sin recibir una respuesta oficial. Confesaba en su carta póstuma: "En este último tiempo me he transformado en un mendigo. Mi tarea es llamar, llamar y golpear puertas para recaudar algún dinero que nos permita seguir con nuestra tarea."
¿Hubo responsables en su suicidio?
Como nos avisaba Georges Bernanos: "La cólera de los imbéciles devasta hoy la tierra"

El fotógrafo José Luis Cabezas

José Luis Cabezas fue un reportero gráfico y fotógrafo argentino, asesinado un 25 de enero de 1997 cuyo cadáver calcinado fue hallado dentro de un automóvil incendiado, con las manos esposadas a la espalda y dos tiros en la cabeza. Este crimen ocurrió precisamente después de que Cabezas tomara las primeras fotografías públicas del investigado empresario Alfredo Yabrán, implicado en graves casos de corrupción.
Un crimen dilucidado pero brutal e injusto.
Nos alertaba John Tolkien: "Tarde o temprano el crimen siempre sale a la luz"

El escritor Emile Zola

Un 29 de septiembre de 1902, el escritor Emile Zola apareció muerto en su casa de Paris, asfixiado por la chimenea de una estufa tapada intencionalmente según las sospechas de esa  época.
Emile Zola había asumido la defensa del Caso Dreyfus, causado por la injusta condena del militar judío Alfred Dreyfus, que dividió a la sociedad francesa de la época   y marco un hito en la historia del antisemitismo en Francia. Zola publicaba desde el diario LAurore bajo el titulo de: "J´Äccuse…" "Yo Acuso…" un valiente alegato que permite, tiempo después esclarecer la inocencia de Dreyfus.
¿Accidente o asesinato?
Zola tuvo su éxito póstumo pues Dreyfuss fue rehabilitado por completo en 1906 y volvió al servicio activo en el ejército francés.
Nos decía Georges Bernanos: "El verdadero odio es el desinterés, y el asesinato perfecto es el olvido"

 

Todas estas personas murieron por haber estado al servicio de la verdad y estuvieron inmersos en realidades donde se han negado todos los espacios para la verdad.

Fueron las muertes más injustas pero no permitamos que mueran por segunda vez.

Para que no mueran por segunda vez



Guido Maisuls
www.identidades.com.ar

jueves, 26 de febrero de 2015

El apaciguamiento de Occidente



¿Cual es hoy la actitud de los países occidentales hacia Irán? 

Irán y las grandes potencias alcanzaron un acuerdo sobre negociación nuclear en Ginebra. El acuerdo alcanzado entre el G5+1 (Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido, Alemania y China) e Irán pretende ser un hecho histórico de la actual diplomacia y promete paralizar definitivamente el desarrollo del programa nuclear iraní en la próxima década.

Hoy, Irán no ha otorgado ninguna señal que permita despejar las dudas sobre si su programa atómico tiene un objetivo nuclear militar, según un informe publicado en Viena por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA): “El Organismo no está en posición de dar garantías creíbles sobre la ausencia de material y actividades nucleares no declaradas y, por tanto, de concluir que todo el material nuclear en Irán es para actividades pacíficas”.

Luego de este enorme logro diplomático de Irán, sin dudas el más grande de los últimos tiempos, las potencias mundiales han premiado a Irán levantándole los embargos económicos y dándole el precioso tiempo para continuar en su carrera armamentista.

El reconocido jurista y Profesor de la Universidad de Harvard, Alan Dershowitz, llegó a la conclusión que el presidente de los EE.UU. Barack Obama puede convertirse por su conducta apaciguadora hacia Irán en el nuevo Neville Chamberlain, el último primer ministro británico cuyos esfuerzos para apaciguar a la Alemania nazi precipitaron la Segunda Guerra Mundial.

En un trágico ataque de “sincericidio”, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró que Israel y sus aliados del Golfo “tienen buenas razones para ser escépticos sobre las intenciones de Irán”.

Occidente cierra así sus ojos frente al poder destructivo del régimen clerical de Irán por medio de una política de apaciguamiento que está llevando al mundo a un seguro desastre mundial por medio de grandes concesiones a este régimen en las actuales negociaciones nucleares.

Irán se ha convertido en un fenómeno que desde la revolución islámica (1978-1979) Occidente aún no termina de entender.

El timorato mundo occidental y sus inservibles organismos internaciones continúan perdidos en el intrincado laberinto del apaciguamiento, no son capaces de percibir que únicamente la disuasión puede poner en vereda al Islam Nuclear, siguen insistiendo en antiguos errores y por ahora no supieron aprender de las dolorosas lecciones de la Historia.

El futuro de la humanidad

Estamos ya ante un verdadero y amenazante peligro de alcance planetario, ante una autentica usina de malas intenciones y de negros presagios para el futuro de toda la humanidad.

Si dentro de pocos años estalla un artefacto nuclear en Nueva York, en Madrid, en Paris o en Buenos Aires, será como consecuencia del acuerdo firmado hoy por Barack Obama y los países occidentales.

¿Quién nos asegura que si Irán tiene hoy su bomba atómica no la usara ya mismo?

¿Quién nos asegura que si Irán tiene hoy su bomba atómica no la transferirá también al Isis, a Al Kaeda, a Hamas o a la Hezbollah?

¿Quienes estarán dispuestos a detenerlo antes de que sea demasiado tarde?

¿El mundo civilizado estará haciendo uso de su natural derecho a sobrevivir?


Dr. Guido Maisuls  
www.identidades.com.ar

sábado, 21 de febrero de 2015

¿Qué ha cambiado en Irán?




Observando la realidad política argentina en los medios periodísticos de mi país, he estado escuchando insistentemente a diversos comentaristas mediáticos sobre los supuestos cambios favorables que han ocurrido últimamente en la República Islámica de Irán y sobre todo el acentuado optimismo sobre un posible acuerdo nuclear entre el “nuevo” régimen teocrático con las potencias occidentales.

Por todo esto, hoy quiero contarles mis impresiones personales sobre Irán, un país con un régimen sancionado por la ONU, la Unión Europea, los Estados Unidos y otros países a causa de su programa nuclear sospechado de ser utilizado con fines militares.

El 14 de junio de 2014 el candidato reformista Hasán Rohani se convertía en presidente de Irán sorpresivamente tras ganar las elecciones por más del 50 por ciento de los votos y este promocionado triunfo produjo vientos de esperanza tanto dentro como fuera de Irán. 

Yo escribía hace algún tiempo: Histórico diálogo entre los presidentes de EE.UU. e Irán, si señoras y señores, Obama y Rohani hablaron por teléfono en su primer contacto entre los líderes de las dos naciones desde la revolución de los ayatollahs de 1979. 

El acercamiento entre Estados Unidos e Irán es ya una realidad, lo anunció Obama con solemnidad desde la sala de prensa de la Casa Blanca y lo confirmó el líder iraní por un cable de la agencia estatal de noticias de Teherán. En un rapto de optimismo luego de hablar con Rouhani pues Obama cree que Washington y Teherán podrán alcanzar una solución integral sobre el programa nuclear iraní. 

En una explosión de este lapsus ilusorio ya estaríamos en condiciones de anunciar que Obama justificará plenamente su premio Nobel de la Paz y Rohani se consolidará supuestamente como el líder más aperturista y pacifista de Irán.

Si se firma un acuerdo entre Teherán y el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China, más Alemania) Obama cree que será uno de los logros diplomáticos más importante de su gestión.

La aparición del Estado Islámico (EI) estableciendo un califato entre Siria e Irak con la sharia (ley islámica) como estandarte,  ha obligado Obama a cambiar sus planes en el Medio Oriente, luego de haberse retirado de Irak en 2011.

En estos días el líder supremo iraní, Alí Khamenei, respondió al presidente de Estados Unidos, Barack Obama a causa de una carta recibida y en la que Obama le pedía colaboración en la lucha contra los terroristas del ISIS cuando Irán selle el acuerdo nuclear que negocia con el G5+1 (China, Rusia, EEUU, Alemania, Francia y el Reino Unido). La respuesta no se hizo esperar y entrelineas le dio a entender que no se comprometía a combatir al grupo yihadista Estado Islámico (ISIS) una vez alcanzado el acuerdo nuclear a partir del próximo 1 de julio de 2015.

Mientras tanto muchos miles de manifestantes conmemoraron en la plaza Azadi de Teherán el 36° aniversario de la victoria de la Revolución Islámica que produjo la caída del último sha de Persia, Mohamed Reza Pahlevi. Llevaban imágenes del actual líder Supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei y de su predecesor, el ayatolá Ruhollah Jomeini. Sin sorpresas, en las pancartas se leían mensajes como “Muerte a EE.UU”, “Muerte a Israel” y “Muerte a EE.UU. Muerte a Israel. Alá es grande”.

El iraní Ahmed Sabatgold (nexo entre Hugo Chávez y Mahmoud Ahmadinejad cuando este último visitó Venezuela) fue protagonista destacado en la República Oriental del Uruguay. A principios de este año, los bomberos evacuaron las oficinas de la embajada de Israel en Montevideo al encontrarse un paquete sospechoso en las inmediaciones que resultó ser un explosivo con su respectivo detonante. Cuando las autoridades uruguayas sospecharon por las pruebas que le presentó la embajada de Israel, el escurridizo Ahmed Sabatgold ya se había fugado de Montevideo con rumbo desconocido. 

La Justicia Argentina ha acusado formalmente a Irán y a la milicia chiíta Hezbollah y ha solicitado la captura de Ahmad Vahidi, junto con otros cuatro jerarcas iraníes a quienes se acusa de decidir, planificar y organizar el atentado de AMIA, el 18 de julio de 1994 cuando un suicida de Hezbollah ejecutó la trágica catástrofe.

El gobierno de Irán rechazó sistemáticamente estas acusaciones y las evidencias siguen responsabilizando al Gobierno de Irán por el ataque, pero la causa judicial está prácticamente estancada, sin detenidos ni acusados…. dieciocho años después….

En el plano interno, el régimen iraní durante los 36 años que lleva en el poder ha ejecutado a unos 120.000 iraníes incluyendo a mujeres por relaciones sexuales fuera del matrimonio y a diversos opositores al régimen islámico.

Irán es uno de los pocos países donde los actos homosexuales son castigados con la pena de muerte. Más de 4.000 gays y lesbianas han sido ejecutados en Irán desde el comienzo de la revolución islámica de 1979 y en los últimos 12 meses murieron en la horca nada menos que 800 personas por la misma acusación.

Y mientras tanto continúa con su consecuente política negacionista frente al holocausto judío durante el  nazismo esta vez haciendo una segunda competencia de caricaturas que nieguen el Holocausto que serán exhibidos en el Museo Palestino de Arte Contemporáneo de Teherán.

Entonces, ¿Qué ha cambiado en Irán?, 

En Irán no ha cambiado absolutamente nada, solo existe en algunos incautos una insólita necesidad de creer en espejismos donde ciertos objetos lejanos aparecen reflejados en una estúpida fantasía sin ningún asidero en la realidad.

Dr. Guido Maisuls
www.identidades.com.ar


jueves, 19 de febrero de 2015

“El pueblo quiso saber de qué se trata”


 

Partimos incluidos en una importante y densa columna desde el edificio de la AMIA en la búsqueda de converger con “La marcha del silencio” en la Plaza de los Dos Congresos pero cuando llegamos a Avenida Callao comenzó una intensa lluvia con fuerte ráfagas de viento mientras la columna se iba engrosando progresivamente en un mar de paraguas y la incólume decisión de que el mal tiempo no nos iba a detener.

 

El silencio era ensordecedor a medida en que nos íbamos desplazando muy lentamente a través de la Avenida de Mayo, solo escuchábamos el ruido de nuestros pies chapoteando sobre el agua acumulada en la avenida, el entrechoque constante de nuestros paraguas que colisionaban en la multitud y el repiqueteo molesto pero épico de la insistente lluvia que por momentos era mas que intensa en nuestra sentida y emocionante travesía hacia la Plaza de Mayo.

 

Así se desplazaba esa inmensa e interminable columna compuesta de jóvenes, ancianos, hombres, mujeres, madres con hijos, discapacitados con sus bastones y sillas de rueda, ropas de trabajo y elegantes trajes, informales zapatillas y zapatos de marca, gentes de toda condición social y todos los rostros emocionados hasta el llanto.  

 

Era un interminable y silencioso despliegue, episódicamente interrumpido por los cánticos que atronaban en nuestra Marcha del Silencio: “Nisman presente”, “Oid mortales”, “Justicia” y “Viva la Patria”.

 

Mi sensación interna era inconfundible, estábamos protagonizando un hecho más que trascendente, era la Historia que volvía a repetirse.

Eran las imágenes de la Revolución de Mayo de 1810, mostrando a ciudadanos con paraguas frente al Cabildo, desafiando la adversidad de la lluvia intensa para convertirse en protagonistas de la historia al grito de “el pueblo quiere saber de qué se trata”.

Eran las imágenes de la Marcha del Silencio del 18 de febrero de 2015, mostrando a ciudadanos con paraguas a través de la Avenida de Mayo, desafiando la adversidad de la lluvia intensa para convertirse en protagonistas de la historia al grito de “el pueblo quiere saber de qué se trata”.

Era el ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha que me decía: "La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre nada sobre la mentira como el aceite sobre el agua”.

Era recordar a Enrique Febbraro susurrándome: “Cuando llueve comparto mi paraguas, si no tengo paraguas, comparto la lluvia”.

Era escuchar a Vicente López y Planes acompañado por Blas Parera interpretando nuestro Himno Nacional Argentino:

“Sean eternos los laureles
que supimos conseguir:
coronados de gloria vivamos,
o juremos con gloria morir”.



Dr. Guido Maisuls
Buenos Aires, Argentina


sábado, 14 de febrero de 2015

Un silencio ensordecedor




¡Por una Argentina sin fisuras!

En nuestra República Argentina estamos viviendo dramáticos momentos pues se ha instalado una inquietante grieta, una profunda fisura y dicen que esa grieta o fisura es la hendidura que se produce en una roca o en  alguna estructura en determinadas ocasiones.

Y lamentablemente una profunda hendidura se ha producido y esta dividiendo irremediablemente a nuestra sociedad argentina y entonces cuando nos hablan de grieta o fisura nos obligan a pensar en heridas, en separaciones, en desencuentros, en conflictos, en violencia y finalmente en profundos odios.

 En estos días que estamos vivenciando, la grieta o fisura se manifiesta dolorosamente como un antagónico desencuentro entre la estridencia y el silencio, entre el ruido y el silencio.

Así el silencio y el ruido se enfrentan inevitablemente, chocan ruidosamente en los medios informáticos, colisionan violentamente en los espacios públicos y privados, vociferan en la conciencia de los ciudadanos, discuten en los pasillos de los legítimos pero también en los mezquinos intereses de la sociedad y se miran sesgadamente en los sueños y valores de los argentinos.

Pero no todo es tan simple, no todo es visible a simple vista, no todo lo que vislumbramos es notorio, no todo lo que subyace es evidente. Por esto y por mucho más me inclino por el silencio porque:

El silencio nos confiesa: "cuando el río suena, agua lleva".

El silencio nos advierte: "La rueda más estropeada del carro es la que hace más ruido". Esopo.

El silencio nos explica: "Cuando el río no hace ruido, o no lleva agua o va muy crecido".

El silencio nos susurra "Hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio". Mario Benedetti.

El silencio nos grita: "El silencio es el ruido más fuerte, quizás el más fuerte de los ruidos". Miles Davis.

El silencio nos advierte: "Los ríos más profundos son siempre los más silenciosos". Quintus Curtius Rufus.

El silencio nos sigue hablando a través del genial mimo Marcel Marceau: "El silencio no existe… ese respeto al silencio es capaz de tocar a la gente, más profundamente que cualquier palabra"  "El silencio es infinito como el movimiento, no tiene límites. Para mí, los límites los pone la palabra".

Y entonces la realidad…."(...) La realidad no sólo es apasionante, es casi incontable". Rodolfo Walsh. 

Y entonces nos esperanzamos con el rayito de luz que nos propone el poeta, novelista y cantautor canadiense Leonard Cohen, cuando nos ilumina así: “Hay una grieta en todo; solo así entra la luz".

¡Por una Argentina sin fisuras!


Dr. Guido Maisuls
Escritor y periodista.
Periodismo de opinión e investigación.

viernes, 13 de febrero de 2015

Un asado en Israel


A las pocas semanas de hacer Aliah a nuestra Tierra de Israel y por causa de las frecuentes y familiares charlas con los habitantes de Kiriat Bialik de origen argentino y uruguayo, nos enteramos de que aquí se practicaba esa vieja costumbre sudamericana de hacer asados en lugares naturales, bajo la sombra de frondosos árboles, que protegían del ardiente sol del medio oriente.

Una esplendorosa mañana de octubre del 2002, nos encontró a nosotros, una típica familia de argentinos recién llegados al país en un lugar que denominaban: el campito. Ubicado en los límites de la ciudad con los sembrados campos kibutzianos, bajo enormes y verdes eucaliptos, se repetía el popular rito del asadito a las brazas.

Nos encontramos con numerosos grupos familiares y de amigos, distribuidos en mesas y bancos ubicados ordenadamente en este extenso predio y en cada lugar se elevaban al cielo sugestivas columnas de humo provenientes del carbón encendido en parrillas portátiles, ubicadas al costado o sobre las mismas mesadas. 

Lo curioso era que muchos hacían el asado a la llama del fuego y no a las brasas como acostumbrábamos nosotros y entonces tuvimos el gusto de conocer el desconocido bazar a la esh o carne al fuego, un manjar hecho en menos de 30 minutos, carbonizado por fuera y rojo sangriento por dentro.

En muchas mesas se escuchaba el idioma ruso y se acompañaba las carnes asadas al brochette saboreado con abundante vodka, en otros se sentían conversaciones en hebreo mientras comían albóndigas de carne asadas o kababim, brochetas de carne o shishlik y alitas de pollo con hummus y tjina regados con vinos del Golán o del Carmel.

Y no faltaban por supuesto, los grupos latinos que parloteaban un musical español con acentos porteños, tucumanos, cordobeses y uruguayos pero sobre todo dedicados pasionalmente a nuestras tradicionales tiras de asado, a nuestros inolvidables choripanes, a la archiconocida ensalada mixta y a la infaltable Coca Cola קוקה קולה israeli.

Pasaron lo años pero puedo asegurarte que aun hoy, continúo saboreando ese asado en Israel.


Guido Maisuls
Escritor y periodista.

sábado, 7 de febrero de 2015

Si yo fuese la Presidente


Natalio Alberto Nisman fue el fiscal argentino que tuvo a su cargo la causa del atentado la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina) y por denunciar en estos últimos tiempos a la presidenta y a su entorno por el supuesto encubrimiento a la causa AMIA y el memorándum de entendimiento con Irán.



El 18 de enero de 2015 fue encontrado muerto con un disparo en la cabeza en su edificio Torre del Río del complejo Torres Le Parc, en el barrio de Puerto Madero, horas antes de exponer su denuncia ante la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados. 

Si yo fuese la Presidente respetaría a rajatabla la decisión del fiscal de informar a los medios periodísticos, a la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados y la presentación ante la justicia de las pruebas surgidas de su investigación pues en caso de ser infundadas quedarían completamente desechadas por el juez a cargo de la causa. 

Si yo fuese la Presidente ordenaría a mis funcionarios, militantes, simpatizantes y medios periodísticos afines a observar en forma atenta y respetuosa su presentación ante el Congreso de la Nación sin amenazas, improperios y tapones de punta pues la verdad no se puede imponer con violencia e intimidaciones, al contrario produce un efecto adverso a lo buscado.

Si yo fuese la Presidente hubiera creado un marco de protección total a la seguridad de su persona, produciendo una zona inexpugnable ante posibles ataques físicos, psicológicos y emocionales contra el fiscal y en especial en este caso donde ese 14 de enero de 2015 Alberto Nisman expresó: "Yo puedo salir muerto de esto [...] Desde hoy mi vida cambió. Es mi función como fiscal y le tuve que decir a mi hija que iba a escuchar cosas tremendas de mi persona". Así evitaría que todas las miradas se vuelquen implacablemente ante el Poder Ejecutivo.

Si yo fuese la Presidente no hubiera intervenido ni interferido con opiniones contradictorias ante esta causa caratulada de antemano como "muerte dudosa" con sus diversas especulaciones de si se trató de un homicidio, un suicidio inducido o un suicidio. Es mas, hubiera declarado inmediatamente por cadena nacional mis sentidos pésames ante el deceso del fiscal y ponerme a disposición de los familiares, fiscales, jueces y opinión publica para allanar todos los caminos esclarecedores del caso.

Si yo fuese la Presidente hubiera exigido la inmediata e indeclinable renuncia a aquellos funcionarios que perturbaron en estas horas tan sensibles a la ciudadanía, acusando, confundiendo y rompiendo periódicos en publico y de esta forma, apartaría claramente de toda sospecha de intolerancia hacia los principios democráticos mas elementales.

Si yo fuese la Presidente convocaría a una gran marcha pública para desfilar por las principales avenidas y plazas de la ciudad, convocando a la misma a funcionarios, senadores, diputados, gobernadores, fiscales, jueces, familiares de fallecidos en la causa AMIA, embajadores, instituciones de derechos humanos, colectividades, dirigentes empresariales y sindicales, organizaciones no gubernamentales y a la ciudadanía en general para garantizar el esclarecimiento y la justicia ante el luctuoso deceso del fiscal Nisman.

Si yo fuese la Presidente abriría en forma inmediata y completa todos los archivos de la central de inteligencia y los pondría a disposición de la Suprema Corte de Justicia, jueces, fiscales, diputados y senadores nacionales, organismos de derechos humanos, familiares de fallecidos en la causa AMIA, veedores internacionales imparciales y calificados, medios periodísticos, etc. para que sean analizados imparcialmente y arrojen luz ante tantas tinieblas para despejar los grandes y penosos interrogantes que se han ido agigantando a través de las ultimas décadas.

Si yo fuese la Presidente pondría el control de todos los organismos de inteligencia incluidos los de las fuerzas armadas para que sean controlados y fiscalizados por la Suprema Corte de Justicia y el Congreso Nacional quitándoles toda posibilidad de que puedan servir a agentes espurios completamente ajenos y lesivos al interés nacional y  ciudadano.

Si yo fuese la Presidente realizaría todas estas acciones para engrandecer a la nación, a sus instituciones, a sus ciudadanos y a todas las generaciones futuras de argentinos que vendrán, convirtiéndome así, en el gran estadista que esta dramática y trascendente hora nos reclama.



Dr. Guido Maisuls
Escritor y periodista.
Periodismo de opinión e investigación.




viernes, 6 de febrero de 2015

El aterrador infierno del hombre

Los atroces monstruos  incendiarios

Es vox populi, que la piromanía es una enfermedad psicológica que induce una gran pasión en el pirómano por el fuego. El pirómano no debe ser confundido con el incendiario que es aquella persona que actúa intencionalmente con ánimo de lucro o simplemente de hacer daño.
 
La Biblioteca de Alejandría, construida durante el siglo III de la era común y la más prestigiosa de estas antiguas épocas, llegó a tener más de 700.000 valiosos manuscritos. Fue destruida completamente por el incendiario Julio César quien se encargo que se quemaran nada mas ni nada menos que 400.000 tomos.
 
Fray Tomás de Torquemada, el inquisidor general de Castilla y Aragón y presidente del Consejo Supremo del Santo Oficio, fue un incendiario muy famoso quien se dedico con alma y vida a la quema de herejes durante la Inquisición española.
 
La ejecución mediante la hoguera tenía por objeto purificar el cuerpo y el alma del hereje para poder extirpar el mal en forma segura, profunda y definitiva. 
 
Juan Antonio Llorente, quien fue secretario general de la Inquisición revela que: "durante el mandato de Torquemada fueron quemadas más de 10 mil personas y otras 27 mil sufrieron penas infamantes". 
 
Como tarea complementaria, Torquemada, se dedicaba en sus tiempos libres a la quema de libros en su monasterio de San Esteban de Salamanca.
 
El cardenal Francisco Jiménez de Cisneros había quemado en España, más de un millón de libros durante su campaña para convertir al cristianismo a los moros de Granada.
El 12 de agosto de 1553, el papa incendiario Julio III, decretó confiscar y quemar todos los ejemplares del Talmud en todas las ciudades de Italia. Su ejecución fue realizada en forma escrupulosa durante la festividad de Rosh Hashana, el 9 de septiembre de 1553.
El escritor Heinrich Heine escribió en 1821 en su conocida tragedia Almansor:
"Dort, wo man Bücher verbrennt, verbrennt man am Ende auch Menschen".
"Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos".
 
Cuando Sigmund Freud se entera que sus libros habían sido quemados, se lamenta con cierto dejo de optimismo: "¡Cuanto ha avanzado el mundo: en la edad media me habrían quemado a mí!". Lamentablemente, poco tiempo después los locos nazis incendiarios pasaron de incinerar libros a quemar seres humanos.
 
En 1966, el recordado John Lennon declara que los Beatles "eran más populares que Jesucristo"-"We're more popular than Jesús now". Muchos locos incendiarios que vivían en el "Cinturón Bíblico" o "Bible Belt"de los Estados Unidos desataron una descomunal quema en autenticas hogueras de sus populares discos en protesta por su inapropiado desatino verbal.
En Chile y después del golpe de Estado del 11 de setiembre de 1973, el dictador Augusto Pinochet y sus incendiarios militares chilenos secuestraron e incendiaron miles de obras literarias con temáticas "no políticamente correctas"
El 29 de abril de 1976, el incendiario Comandante del Tercer Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, ordenó la mayor quema de libros de la dictadura militar en la ciudad de Córdoba, Argentina. "De la misma manera que destruimos por el fuego la documentación perniciosa que afecta al intelecto y nuestra manera de ser cristiana, serán destruidos los enemigos del alma argentina".
 
En el caso del escritor anglo-indio Salman Rushdie, cuyos "Versos Satánicos" publicado en 1988 fueron condenados por el incendiario ayatolá Joimeini de Irán, quien ofreció la recompensa de 3 millones de dólares a cambio de la cabeza del blasfemo escritor que produjo tal blasfemo libro. Por supuesto que hubo protestas multitudinarias y grandes quemas de sus libros en muchas ciudades del mundo.
 
El Estado Islámico ha quemado vivo al piloto jordano Moaz al Kasasbeh capturado en diciembre tras estrellar su avión de combate en los dominios del califato. A través del primitivo sadismo característico de un video de EI, vimos como el soldado de 26 años, encerrado en una jaula es devorado por las llamas con desgarradora angustia y horribles gritos de sufrimiento.
¿Quien nos podrá liberar de todos estos atroces monstruos  incendiarios?
Dr. Guido Maisuls
Escritor y periodista.
Periodismo de opinión e investigación.